La importancia del trigo mexicano

582

Aunque el trigo se cosecha en prácticamente todo el mundo, es el hemisferio norte el que tiene mejores condiciones para su cultivo. Los países que lo producen en mayor cantidad son China, India, Estados Unidos y Rusia. Entre ellos abarcan 70% de la producción mundial.

El cultivo de trigo en México alcanza un valor superior a 12 mil millones de pesos, cifra que representa el 2.9% del valor de la producción agrícola y lo coloca como el décimo lugar de cultivo en nuestro país, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

Además, datos del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) señalan que en nuestro país, el trigo ocupa el segundo lugar en importancia, después del maíz, con una producción anual de 3.4 millones de toneladas.

En México existen cinco tipos de trigo: duro: es ideal para la industria panadera; semi-duro: se utiliza como corrector de trigos débiles o con gluten muy fuerte; suave: se usa en la preparación de harina para galletas; medio duro y tenaz: se usan como mezclas para la panificación tradicional; cristalino: se destina a la elaboración de pastas y macarrones.

Aunque este cereal se cultiva en 23 estados, Sonora concentra poco más del 50% de la producción nacional; otro 40% se ubica en Baja California, Guanajuato, Michoacán, Chihuahua y Tlaxcala; y el 10% en el resto de las entidades, según SAGARPA.

Dos son las variedades que concentran la mayoría de los cultivos en México: el cristalino, del cual nuestro país ocupa el tercer lugar mundial en exportación con más de dos millones de toneladas al año; y el panificable, del cual se producen más de un millón de toneladas.

El trigo en México

  1. En México se importa trigo harinero y se exporta trigo cristalino.
  2. Su consumo se destina a diferentes áreas tales como el consumo humano (elaboración de harinas), alimento para actividades ganaderas, principalmente a la porcicultura, semilla para siembra, merma y autoconsumo.
  3. Es de los pocos cereales que contienen los cinco elementos esenciales para el organismo, es decir, carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas.
  4. El 65.3% del trigo que procesa la industria nacional, corresponde al tipo panificable, un 26.3% a la elaboración de galletas y un 8.4% es el utilizado para pastas, de acuerdo con el INIFAP.
  5. En 2015, Argelia fue el primer destino de exportación de trigo mexicano, de acuerdo con información del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

Como resultado de ocho años de investigación y procesos de mejoramiento convencional, la SAGARPA y el CIMMYT presentaron a finales del mes de mayo 11 variedades de trigo con características genéticas de alto rendimiento, resistente a plagas y tolerancia a factores climáticos, de las cuales cuatro son para la región del Bajío, tres en el Altiplano y cuatro en el Noroeste de México.