El nogal llama a la puerta de los cultivos alternativos

500

Cada poco tiempo en la agricultura mexicana brota algún nuevo cultivo al que los periodistas le solemos llamar “alternativo”, tanto por las expectativas de producción que despierta como por la demanda de consumo creciente que lo acompaña. Ahí está el pistache, la papaya y en las hortalizas el segmento de los snacks y las especialidades. Pero hay más. El nogal ha llamado a la puerta.

El nogal, a diferencia de por ejemplo el olivo que es susceptible de ser plantado en innumerables lugares, requiere unas condiciones climáticas muy particulares que se reúnen tales como un mínimo de precipitaciones, que está en torno a los 700 mm, o un riego artificial eficiente. Además, el nogal es un árbol que no tolera las heladas primaverales tardías ni tampoco las temperaturas demasiado altas sin una humedad suficiente. Este tipo de temperaturas pueden provocar daños en el fruto del nogal: la nuez.

Respecto al terreno necesario para cultivar un nogal diremos que es un árbol muy neutro y flexible en este sentido aunque los suelos preferidos por este árbol son los suelos profundos y sueltos.

Horas frío

El nogal necesita un mínimo anual de horas frío, en torno a las 700 horas. Por ello tendríamos que pensar en las regiones mexicanas que reúnen estas características, aunque cabe destacar que a nivel mundial, México ocupa el sexto lugar en producción de nuez, así como el segundo en nuez pecanera (que es la que se cultiva principalmente) y primer lugar en exportación en esta variedad. Del año 2014 al 2016, se registró una Tasa Media de Crecimiento Anual en la producción de este cultivo en el país de 26.6 por ciento, con un volumen promedio (entre enero y octubre) de 26 mil 274 toneladas, de acuerdo con los datos de SAGARPA. Así que la denominación de “alternativo” no solo habría que aplicarla a los productores locales, sino también a los que están buscando cubrir este nicho del mercado.

Consumo

Un segmento apadrinado por los nutricionistas y sus recomendaciones diarias de consumo de nueces. Así que las expectativas de demanda, que son las que realmente sustentan los nuevos cultivos en la agricultura, son muy elevadas.

Fuente: SNIIM Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados
Fuente: SNIIM Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados

Suerte para los productores.