Aceite de piñón para generación eléctrica

Proyecto ecuatoriano que reemplaza diésel recibe galardón internacional

93

La Alianza para la Electrificación Rural otorgó el premio “ARE Award 2017” al proyecto “Producción de aceite de piñón para el plan piloto de generación eléctrica en Galápagos”, una iniciativa del Ministerio de Electricidad y Energía Renovable (MEER) de Ecuador, ejecutada con la cooperación técnica del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

La distinción a Mejor Proyecto Fuera de la Red en la categoría de “organización multilateral o internacional” fue otorgada en reconocimiento a su eficacia para contribuir a nuevos accesos a la energía, la participación de la población local en el proyecto, el impacto positivo en términos socio-económicos, la reducción de dióxido de carbono y el potencial de innovación para la replicación y el escalonamiento.

El proyecto, seleccionado entre 60 solicitudes presentadas, tiene como objetivo reducir el consumo de diésel para la generación de electricidad en las islas Galápagos y mejorar el desempeño económico de la cadena de proveedores, conformada por pequeños productores y recolectores de materia prima, para la producción de biocombustible.

Actualmente, la iniciativa, que beneficia a más de tres mil familias de las poblaciones rurales de la provincia de Manabí, genera energía limpia para la isla Floreana en Galápagos, y contribuye con la captación de alrededor de 6 000 toneladas de dióxido de carbono al año.

“El proyecto nos ha dado la oportunidad de adentrarnos en el campo y conocer la realidad del pueblo campesino de Manabí, sus costumbres, su cultura, sus necesidades y su entorno natural, cada vez más influenciado por el cambio climático. Con este proyecto contribuimos a la conservación de las islas Galápagos y a retribuir un ingreso adicional para los pequeños productores en la época de cosecha de piñón”, señaló Margarita Barquero, especialista en agronegocios y comercio del IICA.

La premiación se realizó el 22 de marzo en Portugal durante la cumbre sobre Inversión en el Acceso a la Energía, considerada como el encuentro más relevante sobre electrificación rural del mundo.

El MEER impulsa, desde el 2007, la producción de aceite puro de piñón (AVP) como sustituto del diésel para la generación eléctrica, como parte del programa Cero Combustibles Fósiles en las islas Galápagos.

Este proyecto ha sido posible gracias al apoyo financiero del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Construcción y Seguridad Nuclear de Alemania (BMUD), a través de GIZ, y de la cooperación técnica del IICA, quien actúa desde el 2016 como el responsable técnico del componente agrícola y agroindustrial. También cuenta con el respaldo del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericanos de Desarrollo BID- FOMIN, ELECGALAPAGOS S.A. y el Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). AS