La caficultura y el cacao

Un panorama regional

125

El café ocupa el segundo lugar después del petróleo en materia de cifras de comercio internacional, al generar ingresos anuales arriba de los USD 15 mil millones para los países exportadores y, además, representa una fuente de trabajo para más de 20 millones de personas en el mundo.

El cacao, por su parte, es el medio de vida para 5.5 millones de pequeños productores, y la producción de este cultivo es el primer eslabón de una gran cadena agroindustrial que moviliza más de USD 120 mil millones en ventas anuales a nivel global.

Los datos se desprenden de las más recientes publicaciones que pone a disposición el Instituto Interamericano de Cooperación para Agricultura (IICA), sobre dos de los principales cultivos tropicales y con mayor impacto en la agricultura familiar de América Latina. Los escritos fueron elaborados en conjunto con el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ).

En los libros titulados “La situación y tendencias de la producción de café en América Latina y el Caribe” y “Estado actual sobre la producción y el comercio del cacao en América”, se abordan el panorama presente de ambos cultivos, los desafíos y retos que afrontan, las perspectivas y también, ofrece orientaciones, respuestas y propuestas para potenciar estas actividades productivas.

En particular, el escrito sobre el café detalla que la producción del grano creció de forma sustancial como resultado de la implementación de técnicas agronómicas avanzadas, pero que debe lidiar con la variabilidad climática que origina plagas y enfermedades como la roya o la broca en los frutos.

Hoy, más de 80 países cultivan el grano que varía por sus diferentes tipos de calidad; poco más de 50 lo exportan. Las naciones con mayor producción en el mundo son Brasil, Vietnam, Colombia, Etiopia e India, y el mayor consumidor es Estados Unidos. Por su parte Perú y México son los máximos productores de café orgánico.

La publicación sobre el cacao se centra en una revisión técnica y económica del fruto, y unas de las principales conclusiones que plantea es el rezago en términos de productividad que presenta el sector a raíz de la alta demanda del producto.  El continente europeo es el máximo consumidor de cacao en el mundo con un 47%.

Destaca que la producción cacaotera y toda la cadena agroindustrial del cacao y del chocolate, son altamente dependientes de las condiciones ambientales, de la estabilidad política e institucional de los países productores y de los niveles de crecimiento económico mundial.

En el caso de América, ésta es la tercera región productora de cacao del mundo y la primera productora de cacao fino y de aroma. Un total de 350 mil agricultores de 23 países de la región se dedican a esta actividad.

Ambos libros, además, servirán de base para unos cursos de actualización profesional en estos cultivos, que se impartirán en el campus virtual del IICA. A finales del mes de junio iniciará el del café, y en el segundo semestre del año está pactado el de cacao. AS