Sábado, Agosto 30, 2014
   
Text Size
anunciateasnew_01anunciateasnew_02anunciateasnew_03
  • John Deere
  • John Deere
  • John Deere
  • Syngenta
  • Gowan Mexicana
  • Cheminova
  • Disagro
  • Summitagro
suscribeteas_01suscribeteas_02
header-julio2014 revista

Métodos de siembra en el maíz

siembramaizoctUna alternativa para incrementar la productividad en Sinaloa

Cuando se toca el tema de alta producción de maíz siempre va ligado a Sinaloa, debido a que es el estado donde se obtiene mayor promedio de rendimiento por hectárea y es donde se ha trabajado más durante los últimos 10 años en mejorar la tecnología de manejo.

La superficie estatal destinada al cultivo de maíz en el ciclo agrícola otoño-invierno 2007-2008 fue de 484,817 hectáreas, con una producción de 5.1 millones de toneladas.

Con este panorama, los productores no tienen todos sus problemas resueltos, pues cada vez es más necesario realizar eficientemente el manejo de los factores que inciden en la rentabilidad de la actividad agrícola, más aún si consideramos la apertura comercial con Estados Unidos y Canadá, exenta de aranceles en el cultivo de maíz.

Es por eso que Fundación Produce Sinaloa, A.C. ha apoyado al Centro de Validación de Transferencia de Tecnología de Sinaloa (CVTTS), en la búsqueda de opciones tecnológicas para validarlas y posteriormente transferirlas a los productores, tal es el caso del proyecto de métodos de siembra, que inició en el otoño-invierno de 2004-2005.

Características de los métodos de siembra

siembramaiz2

Fig. 1. Cierre anticipado del cultivo de maíz

Mediante el manejo de siembras en surcos angostos (50 cm); de doble hilera, en surcos de 75 y 80 cm, se presenta un cierre anticipado del cultivo, pues al modificarse la distribución espacial de las plantas se reduce el sombreo mutuo entre las hojas durante su etapa de expansión, lo que logra una cobertura del suelo más rápida.

Esta cobertura más temprana permite lograr mayor eficiencia en la intercepción de la luz, del suelo y nutrientes en el cultivo, respecto de la eficiencia lograda con las siembras en surcos convencionales de hilera sencilla, con separación a 75 y 80 cm.

El método permite incrementar la densidad de plantas por hectárea, al manejar poblaciones que van desde 100,000 hasta 125,000 plantas, para brindarles una mejor distribución en el terreno.

La siembra se realiza con una sembradora de doble hilera o bien, con una sembradora convencional de siembra en hilera sencilla para surcos a 50 cm.

Esta tecnología permite, además, obtener una disminución de los problemas de acame (caída de plantas) y plantas improductivas, que se traduce en mayores rendimientos por hectárea.

Cabe resaltar que la respuesta productiva de cada híbrido es variable en función de la estructura y de la fisiología de la planta, por lo que los niveles de incremento en rendimiento son directamente proporcionales al grado de adaptación de cada material.

Método de siembra en surcos de 80 cm con doble hilera

Este método permite acomodar 120 surcos en una hectárea (100  x 100 m), con cinco semillas por metro por hilera y la separación entre hileras es de 20 y 60 centímetros, para una población de 125,000 semillas por hectárea.

En este método, las labores de cultivo, fertilización y riego se realizan en la separación entre hileras de 60 centímetros.

La cama de siembra es de 80 centímetros y la separación entre semillas es de 20 centímetros, aproximadamente, como se puede ver en las Figuras 2 y 3.

Para la adopción de este método de siembra no se requiere hacer modificaciones  a la maquinaria que se utiliza en la siembra tradicional en hilera sencilla, sólo es necesario realizar un ajuste en la sembradora, que consiste en acoplar una extensión o “mancuerna” en cada unidad o bote de siembra, como se observa en la Figura 4.

siembramaiz3 siembramaiz4 siembramaiz5



































Fig. 2. Separación entre hileras de siembra  
Fig. 3. Separación entre plantas
en un cultivo de doble hilera
Fig. 4. Sembradora acoplada para sembrar
en doble hilera





































siembramaiz6 Fig. 5. Separación entre plantas
en una siembra a 50 cm

siembramaiz7 Fig. 6. Aspecto de una siembra
a 50 cm

siembramaiz8 Fig. 7. Separación de botes
sembradores en una siembra a 50 cm

Método de siembra a 50 cm

Este método permite colocar 200 surcos por hectárea (100 m x 100 m), con seis semillas por metro lineal, para una población total de 120,000 semillas, en donde la cama de siembra es de 50 centímetros.

La cama de siembra se utiliza para hacer las labores de cultivo, fertilización y riego y la distancia entre semillas es de 16 centímetros, aproximadamente, como se muestra en la Figura 5.

Existen dos maneras de llevar a cabo este método: En una se utilizan surcos impares (5, 7, 9) con un tractor abierto de trocha, a una separación entre llantas de 1.50 metros y con rodado trasero no mayor a las 15.5 pulgadas de ancho; se acomodan las unidades o botes de siembra a 50 centímetros de distancia, uno de otro, y se inicia el acomodo del centro del tractor hacia los extremos, como se puede ver en las Figuras 7 y 8.

La otra forma de realizar una siembra a 50 cm es utilizar surcos pares (4, 6, 8). Para este método se requiere un tractor, con una abertura de trocha de 2 metros y con un rodado trasero no mayor a las 15.5 pulgadas de ancho, se distribuyen las unidades de siembra a una separación de 50 centímetros, una de otra, como se puede ver en las Figuras 9 y 10.

Un punto que debe cuidarse en las siembras en surcos estrechos es que, si al momento de trazar los surcos (marcar) se emplean surcos impares se debe de escarificar, sembrar y fertilizar al cierre del cultivo con un implemento agrícola acondicionado para surcos impares, y, de igual forma, si se inició con surcos pares deben de realizarse todas las labores siguientes con implementos para surcos pares y con tractor abierto de trocha a 2 metros.

A diferencia del método de siembra en doble hilera en surcos de 80 cm, en el de surcos estrechos a 50 cm se requiere que la cosechadora esté acondicionada con un cabezal (o banco de cosecha) a 50 cm para reducir la pérdida de mazorcas al momento de realizar la cosecha. (Ver Figura 12).

Selección del híbrido a sembrar

Al momento de aplicar cualquier método de siembra debe de tomarse en cuenta que se incrementará el número de semillas y por consecuencia, aumentará el número de plantas por hectárea, lo que obliga a tener una mayor selección del material o híbrido que se sembrará.

Para altas poblaciones (arriba de 110,000 plantas por hectárea) se recomiendan híbridos de porte bajo, hojas semierectas, con altura de mazorca en la parte media de la planta, tolerantes a plagas y enfermedades, adaptados a la zona y con alto potencial productivo.

tractordibujo siembramaiz9 tractordibujo2
Fig. 8. Panorámica para sembrar
a 50 cm con surcos impares
Fig. 9. Tractor y sembradora para
sembrar en surcos a 50 cm
Fig. 10. Panorámica de un tractor
para sembrar a 50 cm con surcos pares

Maquinaria utilizada en los métodos de siembra

Las máquinas son elementos que se utilizan para dirigir la acción de fuerza de trabajo a base de energía.

En el campo agrícola, los mecanismos a motor que se emplean en estas labores aligeran la producción y mejoran las técnicas de cultivo. Entre las  máquinas agrícolas más utilizadas en las labores del campo se mencionan:

ƒ Tractor. Es una máquina agrícola muy útil, con ruedas o cadenas diseñadas para moverse con facilidad en el terreno y potencia de tracción que permite realizar grandes tareas agrícolas, aún en terrenos encharcados.

Tiene dos pedales de freno y está acondicionado para jalar rastras. Hay dos tipos de tractores: el de oruga, de gran estabilidad y fuerza, y el de ruedas, capaz de desplazarse hasta por carreteras; éste posee mayor velocidad que el de oruga.

  • Cosechadora o segadora. Es una máquina agrícola de motor potente, peine cortador para segar las plantas maduras de cereales y un largo rastrillo, que va delante de la máquina y gira sobre un eje horizontal.
  • Arado. Equipo agrícola diseñado para abrir surcos en la tierra; está compuesto por una cuchilla, reja, vertedera, talón, cama, timón y mancera, estos sirven para cortar y nivelar la tierra, sostener las piezas del arado, fijar el tiro y servir de empuñadura.

Existen diversos tipos de arados, pero los más conocidos son:

  1. Arado de vertedera, formado por la reja, cuchillas y una vertedera.
  2. Arado de discos, formado por discos cóncavos para abrir surcos profundos.
  • Subsuelo. Se utiliza para remover la tierra a profundidad.
  • Rastra. Es un equipo agrícola diseñado para desmenuzar las partes o porciones de tierra que han sido removidas por el arado; está compuesta por una armazón (que puede ser de madera o metal), los dientes y el enganche que la une al tractor.
  • Asperjadora. Equipo agrícola diseñado para fumigar; está compuesta por un depósito de líquido, bomba de presión, tapa, boca, tanque y válvula de presión, correas, manguera, llave y la boquilla por donde sale el líquido para fumigar, sea insecticida o herbicida.

La asperjadora manual se coloca en la espalda del rociador y éste porta, en la boca y nariz, una mascarilla especial para evitar que los fuertes olores despedidos por la sustancia que expele las asperjadoras le hagan daño.

  • Sembradora: Equipo para colocar las semillas sobre la cama de siembra.
  • Abonadora: Equipo agrícola diseñado para distribuir fertilizantes; está compuesta por tres partes principales: la tolva o depósito del abono, el tubo de caída del fertilizante y el distribuidor del fertilizante.
  • Cultivadora: Consta de una estructura o de una barra porta-herramientas, de timones o brazos y de elementos de trabajo.

Los timones constituyen el soporte de los elementos de trabajo y también se les denomina “picos” o brazos y pueden constar de una o varias piezas.

Los timones pueden ser: En ángulo recto, oblicuos, verticales, curvos con muelle, curvos con resorte, en “S”, articulados o compuestos.  AS

Continuará....

Elías de Jesús Luque Sáin

Login Form