Jueves, Noviembre 27, 2014
   
Text Size
anunciateasnew_01anunciateasnew_02anunciateasnew_03
  • John Deere
  • John Deere
  • John Deere
  • Syngenta
  • Gowan Mexicana
  • Cheminova
  • Summitagro
suscribeteas_01suscribeteas_02
header-sep2014 revista

Métodos de siembra en el maíz

metodosiembra1novUna alternativa para incrementar la productividad en Sinaloa (2a. y última parte)

Para obtener mejores cosechas se necesita ajustar diferentes variables que intervienen en el ciclo de siembra del maíz: desde la preparación del terreno, la fecha, el fertilizante, el control de plagas, de malezas y de enfermedades así como el riego.

Preparación de terreno para el cultivo de maíz

La preparación del terreno se refiere a cualquier manipulación mecánica del suelo que altere su estructura, con el objetivo de proporcionar y mantener las condiciones óptimas para la germinación y desarrollo de las plantas, esto se logra al remover y mullir el suelo para reducir la compactación y para enterrar o mezclar vegetales y fertilizantes en la capa arable.

La preparación del terreno se realiza antes de efectuar la siembra de algún cultivo, con implementos como el subsuelo, arado, rastras, niveladoras o “tablones” y cultivadoras o rotatilers.

Fecha de siembra

El maíz se puede sembrar durante septiembre, octubre, noviembre y diciembre. El cultivo que mayor producción genera es el que se establece durante noviembre.

metodosiembra2 c1metodosiembra


Fig. 11. Aspecto de un cultivo y fertilización en siembra a 50


metodosiembra3 c2metodosiembra


Fig. 12. Cosechadora con cabezal maicero
para surcos estrechos a 50 cm





Fertilización

La fertilización, en cuanto a sus dosis, fuentes y épocas de aplicación, se tiene que definir en dos aspectos clave: primero, la fertilidad natural, mediante un análisis de suelo y, segundo, la meta de producción.

Pero, de manera general, se recomiendan cuatro aplicaciones: una en presiembra, otra al cierre de cultivo, una tercera al inicio de floración y la última al llenado de grano. Este método proporciona una nutrición más balanceada al cultivo y favorece su rendimiento.

De manera convencional se usan 320 kg de urea y 100 kg de 11-52-00 en presiembra y 200 kg de amoniaco al cierre del cultivo, esto no es lo más recomendado.

Cultivo

En terrenos infestados con malezas, la labor de cultivo antes del primer riego de auxilio es indispensable para su control, además, es el momento oportuno para la segunda aplicación de fertilizante (atender recomendaciones de laboratorio).

Control de malezas

En terrenos infestados con malezas, después de realizar la labor de cultivo se sugiere una aplicación de herbicidas posemergentes y selectivos al cultivo.

Control de plagas

En el cultivo de maíz existen tres etapas críticas en las que se debe tener especial cuidado. Durante la emergencia, en la formación del cogollo y en la formación del elote.

Contra gusanos trozadores y otras plagas del suelo se sugiere tratamiento a la semilla, puede usarse Furadan 300 Ts o Semevin 350 SA; en ambos casos la dosis de aplicación es de 4 litros por cada 100 kilogramos de semilla o, bien, puede aplicar cuando aparezcan los primeros daños; es recomendable realizar las aplicaciones por las noches.

Para el control de gusano cogollero deben realizarse aplicaciones dirigidas al cogollo, esto cuando se encuentre un daño en planta del 20% o más.

Los productos que se empleen deben ser a base de thiodicar, methomyl, clorpirifos; la dosis que se recomienda es de un litro por hectárea.

También pueden utilizarse productos a base de permetrina, deltametrina o Icyhalotrina, con una dosis de 300 centímetros cúbicos por hectárea.

Otras plagas que también atacan al cultivo de maíz son: trips y pulgón del cogollo, éstas pueden ser controladas con productos a base de ometoato, dimetoato, con una dosis de un litro por hectárea. Con estos químicos también puede controlarse la mosquita pinta, chinche verde, conchuela café y a la araña roja.

metodosiembra4
Fig. 13. Cosechadora con cabezal maicero para siembras
en surcos de 80 cm

Riegos

Para que un cultivo exprese su máximo potencial productivo se requiere tener en cuenta una serie de factores. Uno de los más importantes son los riegos de auxilio, estos van a depender de la época de siembra, condiciones de clima y características del suelo.

Las etapas en las que no debe de faltar humedad al suelo son floración y formación de grano.

El primer riego de auxilio se recomienda cuando el cultivo se encuentra en la etapa de planta V8 a V9 (8 a 9 hojas verdaderas); esto ocurre cuando el cultivo tiene entre 55 y 60 días después de la siembra.

Para el segundo riego de auxilio se sugiere la etapa de planta V12 a V14 (12 a 14 hojas verdaderas); más o menos entre los 75 y 80 días de sembrado.

El tercer auxilio se recomienda cuando el cultivo se encuentra en inicio de floración; más o menos a los 95 y 100 días de sembrado.

El cuarto auxilio se sugiere en la etapa de grano lechoso; entre los 120 ó 125 días de sembrado.

Enfermedades

Las enfermedades más comunes en el cultivo de maíz son: Roya o chahuixtle (Puccinia polysora), carbón común (Ustilago maydis), achaparramiento (Spiroplasma kunkelii), pudrición del tallo (Fusarium, Diplodia, Pythium y Macrophomina).

Cosecha

Se recomienda cosechar cuando las mazorcas estén secas y el grano contenga de 15 a 18% de humedad, lo que ocurre entre los 180 y 200 días después de la siembra.

En la actualidad, existen cosechadoras con cabezales para cada método de siembra, como se puede apreciar en las figuras 12 y 13.  AS

Elías de Jesús Luque Sáinz

Login Form