Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

¿Cómo hacer un uso más eficiente de los fertilizantes?

252

Ante el aumento de precios de los insumos


El incremento en el precio de los insumos agrícolas nos compromete a hacer un uso mas eficiente de ellos. Cualquier aumento en el combustible, semillas, fertilizantes y agroquímicos repercute directamente en la rentabilidad del agricultor al ocupar del 50 al 65% del costo total de producción, según el cultivo de que se trate.

Hablemos entonces de ser más eficientes en el uso de los fertilizantes a fin de reducir el impacto directo que el aumento de sus precios ha tenido desde el año pasado, principalmente, afectando costos y rentabilidad cuando los rendimientos se han mantenido constantes.

Situación de los Precios de Fertilizantes en el Mundo

A inicios del 2020 el precio de los principales granos como maíz, soya, trigo y sorgo, entre otros, mostraron un comportamiento mediocre, sin embargo, desde el segundo semestre y este año 2021 han registrado un nivel de precios como no se había visto anteriormente, impulsando la demanda de fertilizantes a nivel mundial y por ende un incremento en sus precios, ya que la oferta de los nutrientes se ha visto superada para satisfacer las necesidades de países como China, Rusia, Estados Unidos, Brasil y Argentina. Incluso China y Rusia han tenido que establecer aranceles a sus exportaciones de fertilizantes para proteger a sus agricultores ante esta alza.

Aunado a ello se presentan aumentos en el precio por complicaciones en la logística marítima en el reacomodo de transporte mundial a medida que el comercio internacional vuelve a sus niveles de carga previos a la pandemia por COVID-19 (Expansión, 2021).  La economía agrícola ha permanecido sólida y ante un clima normal la demanda de fertilizantes continuará siendo fuerte para lo que resta del 2021.

En los cuadros 1 y 2 se pueden ver los precios actualizados del fosfato diamónico DAP y la urea.

México

Durante 2020 la producción de fertilizantes en México alcanzó el mínimo histórico de 26%, lo que nos convierte en un país mayoritariamente dependiente del exterior para satisfacer la demanda de fertilizantes en el agro mexicano que ronda en las 6.5 millones de toneladas anuales. En los últimos años, el país perdió la capacidad de producir amoniaco para la elaboración de varios tipos de fertilizantes, por lo que ha tenido que recurrir a su importación de países como China, Estados Unidos, Rusia, Canadá, y la India, entre otros.

Los números más recientes de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) señalan que en 2020 las importaciones de fertilizantes fueron de 4.8 millones de toneladas, mostrando un incremento de 700 mil toneladas de fertilizantes importadas respecto al 2019 (Tabla 1). 

Esta incapacidad de cubrir la demanda interna con manufactura nacional impacta en los costos de producción de los cultivos, ya que para todos es sabido que la oferta y la demanda global de fertilizantes determina el precio al cual se adquiere este “commodity” y varía aún más según el lugar del cual se importa, las fechas de siembra y la ubicación de las distintas regiones agrícolas de México.

Bajo estas consideraciones imperantes en el mercado global y nacional cada agricultor o asociación de éstos pugnará por obtener los mejores precios posibles de acuerdo a su capacidad de compra y de pago, así como analizar las condiciones que le ofrezca cada proveedor de fertilizantes en cuanto a servicio, calidad, asesoría técnica y plazo de financiamiento.

Una vez superado el desafío de precio, faltaría utilizar de la mejor manera este insumo para lo cual aquí se indican algunas consideraciones:

Acciones para hacer un uso más eficiente de los Fertilizantes

  • Análisis de Suelo: Para tener un dato más preciso de los nutrientes con que cuenta tu suelo antes de la temporada y en base a ello definir la dosis y tipo de fertilizante que te permita alcanzar una meta de rendimiento deseable. El análisis de suelo nos da una imagen al momento de cuáles elementos tenemos presentes, en que cantidad y si están o no disponibles para el cultivo próximo a sembrar. Se recomienda analizar el suelo cada año.
  • Aplicar el principio de las 4C´s de la Fertilización: Los agricultores que aplican fertilizantes siguiendo las 4C´s: Fuente Correcta, Dosis Correcta, Lugar Correcto y Momento Correcto, toman mejores decisiones agronómicas ya que reducen las pérdidas de nutrientes, mantienen el equilibrio del suelo y aumentan la rentabilidad de su cosecha (IPNI, 2013).

Es muy recomendable, incorporar las socas del cultivo anterior en los meses previos a la siembra; no solamente se aporta materia orgánica, sino que es una reserva importante de nutrientes que una vez regresados al suelo disminuirá la inversión en fertilizantes de manera gradual año con año.

Un dato a tomar en cuenta en las necesidades de fertilización es el hecho que una hectárea de maíz que haya rendido 15 toneladas de grano, habrá generado 13.5 toneladas de soca que, al ser incorporada a tu terreno, estará aportando 590 kilos/ha de distintos nutrientes (Ver Grafica 1) (Castellanos et al., 2019).

Al hacer de ello una práctica constante se mejorarán las condiciones físicas, químicas y biológicas del suelo; además de lo favorable que resulta para el medio ambiente.

  • Mantenimiento de los equipos de aplicación: Su buen estado y correctamente calibrados permitirá reducir las fugas, llevar a cabo la fertilización en el momento oportuno y aplicar la dosis correcta recomendada.  
  • Utilización de Biofertilizantes: ya se ha comprobado que el empleo de estos bioinsumos permiten reducir la dosis de fertilización mineral hasta en un 25%.

Los microrganismos benéficos más utilizados son bacterias promotoras del crecimiento de las plantas como son Bacillus subtilis, Azospirillum sp, Pseudomonas fluorescens, además de las micorrizas vesiculo-arbusculares; las cuales permiten fijar el nitrógeno ambiental y hacer más asimilables nutrientes como fósforo y el fierro presentes ya en el terreno.  Estos microorganismos son conocidos también por ser promotores del crecimiento vegetal y proporcionar ciertos niveles de protección ante el ataque de enfermedades.

La inoculación de semilla con microorganismos o su incorporación en la mezcla con fertilizantes previo a la siembra o durante el ciclo del cultivo es una práctica cada vez más común que produce ahorros de hasta un 15% en el programa de fertilización.

  • No fertilizar con mezclas comerciales genéricas: Hay que recordar que cada suelo es distinto y los cultivos requieren nutrimentos en diferentes cantidades de acuerdo a los resultados del análisis de suelo y a la meta de rendimiento. Es ideal contar con un traje a la medida.
  • Aplicación uniforme: Es importante que el equipo de aplicación esté calibrado para depositar la cantidad de nutrientes recomendada por hectárea. Asimismo, es necesario que el fertilizante tenga una granulometría similar para evitar una aplicación irregular, así como la segregación de éstos. 
  • Distribución uniforme de semilla: El contar con una población uniforme de plantas separadas a la misma distancia unas de otras garantizan un mejor aprovechamiento del fertilizante, agua, luz solar y demás insumos, por lo cual es crucial la supervisión al momento de la siembra.
  • Aplicaciones fraccionadas: Una vez elegidas las fuentes de fertilizantes a utilizar, es conveniente dividir en dos o tres aplicaciones las dosis recomendadas de NPK en general de acuerdo a las etapas de mayor demanda del cultivo en particular. Los micronutrientes si se recomiendan aplicarlos en su totalidad previo a la siembra.
  • Considerar la fertilización foliar: Como parte complementaria a la fertilización del suelo sobre todo cuando se ha detectado una deficiencia que deba ser solucionada de inmediato.
  • Contar con asesor agrícola: Que te provea con consejos técnicos-agronómicos que te permitan alcanzar el potencial de rendimiento de su cultivo a un costo razonable de acuerdo a tu región de producción.

Como marco general, las mejoras en el aprovechamiento de los fertilizantes influyen en varios aspectos:

Ambientales: tales como la reducción de la contaminación del suelo y acuíferos, 

Económicos: ahorros económicos y aumento de productividad; y 

Sociales: mejora de vida de productores y de sus colaboradores.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

•Castellanos Z., Etchevers-Barra J., Peña-Daroli M., García-Huerta S., Ortíz-Monasterio I., Arango-González A., Macías-Cervantes J y Venegas-Villaroel C. 2019. 

¿Cómo crece y se nutre una planta de maíz? Editado por Fertilab. 1ª. Edición. México. 124 pp.

•IPNI. 2013. A Pocket Guide to 4R Nutrient Stewardship. International Plant Nutrition Institute (IPNI). 27 p.

•Revista Expansión, 2021. https://expansion.mx/empresas/2021/03/18/la-falta-de-capacidad-y-las-ineficiencias-suben-el-costo-del-transporte-maritimo

•Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera SADER. México. Expectativas agroalimentarias. Abril, 2021. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/635241/Expectativas.pdf

Ing. Agr. MPH Víctor Omar Cota Quintero

vcota@stellabioagtech.com

 cel. +52 668 1321943