Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Continuarán las bajas temperaturas

322

Debido a efectos del fenómeno conocido como “La Niña” seguirán las bajas temperaturas en gran parte del país, principalmente en la parte alta del Altiplano mexicano en lo que resta de enero y el mes de febrero, coincidieron en señalar especialistas en materia climática de la Universidad Veracruzana.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, ha señalado que el fenómeno climático responsable de crudos inviernos y grandes sequías en todo el mundo se debe al fenómeno conocido como “La Niña”, y que sus efectos se sentirán todavía por varios meses.

Por esta razón y con el fin de realizar una revisión de los productos de los modelos numéricos meteorológicos globales que publican instituciones nacionales e internacionales como el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad / International Research Institute for Climate and Society (IRI), la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica / National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), el Centros Nacionales de Predicción Ambiental / National Centers for Environmental Prediction (NCEP) y la Universidad Veracruzana (UV), AGROASEMEX llevó a cabo el “2° Taller de Perspectivas Climáticas del Primer Semestre del 2018”.

La inauguración de este 2º Foro Climático estuvo a cargo del Director General, Rodrigo Sánchez Mújica, quien señaló que con este tipo de conferencias, los especialistas en Riesgos Agropecuarios pueden contar con un mejor panorama a futuro de los fenómenos hidrometeorológicos que pudieran afectar al sector agropecuario en México.

El M.C. Jorge Luis Vázquez Aguirre de la Universidad Veracruzana y el M.C. Arturo Pérez Sesma de AGROASEMEX, señalaron que aunque el fenómeno climático de “La Niña”, hasta el momento se ha mostrado débil, y aunque se intensificara en los próximos meses sus impactos sobre el clima mundial no serían tan intensos, como ocurrió tras la activación de El Niño entre 1997 y 1998. Sin embargo recomendaron no confiarse y seguir monitoreando este tipo de fenómenos climatológicos.