Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Estrategias para impulsar al campo mexicano

260

El campo mexicano continúa siendo uno de los sectores más importantes para el país, por lo que su cuidado y su impulso son vitales para mantener una seguridad alimentaria sólida y con reconocimiento a nivel mundial.

De acuerdo con datos del INEGI sobre el PIB (Producto Interno Bruto) dados a conocer a inicios de este año, el sector de la agricultura –al cierre de 2016– representó el 4.4% del PIB nacional, y si se junta con la industria alimentaria su participación en el PIB es de 8.2%, superando a industrias como la construcción y el transporte.

Los cultivos agrícolas son valorados en México y en los países del norte. En este año, José Calzada Rovirosa, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), dijo que “el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se ha convertido en un instrumento de progreso para el campo mexicano. Las cifras muestran que el comercio bilateral agroalimentario ha venido creciendo 9% por año”, y agregó que “la renegociación del TLCAN debe de ser de absoluta firmeza en el apoyo a los productores”.

Es por ello que el campo mexicano requiere de estrategias para fortalecer su estructura y su cadena productiva. Para ello, Cristian Engemman, director y fundador de la empresa Agrodrone, propone tres ejes clave para el correcto desarrollo del campo en México:

  1. Diversificar las exportaciones. En tiempos de incertidumbre, en los que no conocemos aún los acuerdos finales en la renegociación del TLCAN, es necesario diversificar las exportaciones mexicanas y mirar a otros mercados potenciales, como China, Japón, Corea del Sur y la Península Arábiga.
  2. Usar biofertilizantes. De acuerdo con la UNAM, los biofertilizantes son microorganismos que viven en las plantas, apoyan su nutrición y regeneran el suelo. De esta manera se evita el uso de fertilizantes químicos que dañan el medio ambiente y la salud de las personas.
  3. Utilizar tecnología de punta. Nuevas tecnologías como los drones pueden usarse como arma contra los desafíos de la agricultura. Con el apoyo de estos vehículos aéreos y software es posible la modernización del campo mexicano para hacerlo más competitivo y reducir los costos de operación.

“Nuestros aparatos aéreos hacen una inspección de los terrenos de cultivo en poco tiempo. Mediante fotografías y un programa de cómputo hacen un análisis de datos y exponen la salud de la planta, la elevación del terreno, daños en ciertas zonas por exceso o falta de agua, áreas donde las semillas no germinan y partes en donde hay plagas o roedores que pueden afectar los cultivos. Después de estos análisis, se determina si los terrenos deben fumigarse o se les debe colocar un fertilizante para mejorar o proteger las plantas y no disminuir la producción esperada”, explicó Engemman.

La compañía –con sede en Puebla– utiliza drones que son modificados para que sean capaces de cargar hasta 10 litros de líquido para fumigar o fertilizar hasta 20 hectáreas de cultivo en un día. El drone puede soportar altas temperaturas de frío o calor, es contra el agua y puede trabajar incluso cuando hay neblina.

Agrodrone ha trabajado con éxito en terrenos de cultivos de higos, naranjas, limones, lechugas, cañas, tomates y maíz. Una de las ventajas de utilizar drones es que el productor agrícola ya no necesitará personal humano para monitorear o fumigar sus cultivos.

“Con la información obtenida de los aparatos volantes, los agricultores pueden tomar mejores decisiones en tiempo real y para proyectos futuros”, dijo el director de Agrodrone, que actualmente cubre los estados del centro del país, sin embargo, tiene planes de expansión en toda la República Mexicana en un futuro cercano. El servicio se cobra por hectárea, que incluye el análisis de la planta. Su fundador está en busca de apoyos de centros de investigación, como el Conacyt, o bien de fondos de inversión o instituciones federales, como el Inadem, con el fin de obtener recursos para incrementar su equipo tecnológico y elaborar un plan de negocios más sólido.

You don't have permission to register
%d bloggers like this: