Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Los ganadores y perdedores del nuevo USMCA

177

Seguiremos importando granos y exportando cultivos de valor

Al igual que con el TLCAN original, el acuerdo beneficiará a las grandes empresas y eliminará a los pequeños productores de cultivos extensivos, aunque podría ser un éxito para la mano de obra mexicana, en especial la automotriz, con los mejores salarios negociados y los nuevos derechos de negociación colectiva. México se beneficia en el sector hortofrutícola al seguir teniendo acceso al mayor mercado del mundo y al poder seguir explotando sus ventajas competitivas como la mano de obra barata y su clima.

Los pequeños productores que no tienen acceso a economías de escala en cultivos extensivos como el maíz, la soya, o el trigo, entre otros, tenderán a desaparecer por las fluctuaciones en los precios internacionales que exigen costos de producción altamente eficientes.

“No se habla de los efectos negativos que el TLCAN tuvo para México. Pero a 25 años de la creación del TLCAN, los salarios en México son los mismos que en 1980, además se incorporaron 20 millones de personas adicionales a la pobreza, cinco millones fueron desplazados de la agricultura debido a las importaciones subsidiadas de productos como el maíz de los Estados Unidos, y el crecimiento económico en México se ha estancado”, señaló Mark Weisbrot, del Centro para la Investigación Económica y Política en Washington.

Por otra parte, los miembros de la industria de hortalizas de la Florida, Florida Fruit & Vegetable Association (FFVA), estaban esperado que la renegociación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (ahora USMCA) incluyera una cláusula de estacionalidad o suspensión, pero no lo hizo.

Los productores de Florida buscan poder competir con las hortalizas y berries mexicanas en igualdad de condiciones, pero indican que los costos de mano de obra en México son mucho menores y los apoyos del gobierno para los productores son mejores, según su comunicado.

Al concluir las conversaciones a las 11 horas de la fecha límite autoimpuesta, los EE. UU., México y Canadá acordaron un nuevo acuerdo comercial la noche del 30 de septiembre.

El texto del acuerdo, denominado Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), se publicó en el sitio web de la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos, pero luego se eliminó.

Según varios informes de los medios de comunicación, a última hora se acordó abrir el mercado de productos lácteos de Canadá a la competencia de los Estados Unidos que tendrá acceso a aproximadamente el 3.5% del mercado de productos lácteos de Canadá.

El secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Sonny Perdue, celebró la noticia del acuerdo indicando que se puede encontrar una hoja informativa relacionada sobre el acuerdo en el sitio web de USTR, con otra hoja informativa publicada para los beneficios agrícolas.

“El nuevo acuerdo promete mercados más libres y justos, y un crecimiento económico sólido” en la zona de libre comercio de los tres países, dijo el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

Todavía falta revisar a fondo los detalles del acuerdo, en particular los capítulos relacionados con cuestiones sanitarias y fitosanitarias, resolución de disputas, medidas comerciales correctivas, buenas prácticas regulatorias y competitividad. Pero aquí hay un vistazo a los puntos clave de USMCA:

  1. Cláusula “Sunset” o de extinción

Si el TLCAN tuvo una vida útil indefinida, el nuevo USMCA expirará en 16 años. Se realizará una revisión conjunta seis años después de que el acuerdo entre en vigencia, con la opción de extender el acuerdo más allá del plazo de 16 años.

  1. Canadá hace concesiones en lácteos

El nuevo USMCA abrirá significativamente el mercado de productos lácteos de Canadá a través de cambios en los precios de la leche. El acuerdo elimina una categoría canadiense de productos lácteos, llamada Clase 7, que se creó para administrar el excedente nacional de productos lácteos con una estructura de precios que mantuvo a los productos lácteos de EE. UU. fuera del mercado canadiense.

  1. Frente agrícola

En el frente agrícola, el acuerdo original del TLCAN recibió críticas por inundar a México con productos estadounidenses subsidiados y con grandes economías de escala, como el maíz, lo que perjudicó a los pequeños agricultores. Es poco probable que el nuevo USMCA resuelva esta situación. México y Canadá lograron avances significativos en muchos otros sectores y resolvieron problemas importantes, pero los sectores agrícolas de México y Canadá sólo consiguieron mantener su acceso libre durante todo el año, logrando eliminar la cláusula de estacionalidad, lo que representa una victoria para México al poder seguir teniendo acceso con sus ventajas competitivas de mano de obra y clima.

  1. Autos

El USMCA permite que los dos países continúen exportando vehículos a los EE. UU. Con un límite que se había establecido anteriormente. Sin embargo, Canadá y México podrían verse afectados si Washington opta por tarifas globales de automóviles en el futuro.

También se espera que el nuevo acuerdo ayude a facilitar la subcontratación en la industria automotriz al exigir que entre el 40 y el 45 por ciento de las piezas del vehículo sean fabricadas por trabajadores que ganan al menos $16 por hora, lo que está muy por encima de la tasa promedio para los trabajadores mexicanos.

  1. Propiedad Intelectual

El USMCA fortalece los regímenes de propiedad intelectual mediante el establecimiento de patentes de productos farmacéuticos biológicos por 10 años, patentes de diseños industriales por 15 años, patentes de productos químicos agrícolas por 10 años. El acuerdo también extiende los derechos de autor por 20 años.

  1. Capítulo de Controversias

Según el Centro Canadiense de Políticas Alternativas, Canadá ha sido el país más demandado en virtud del TLCAN con 41 casos presentados en su contra por inversionistas extranjeros a principios de 2018. México ha enfrentado 23 reclamaciones de inversionistas estatales y Estados Unidos ha enfrentado 21.

Dos de los capítulos de solución de controversias quedaron tal y como estaban en el TLCAN original, a diferencia de lo que buscaba el gobierno de los Estados Unidos (capítulo 19, de Revisión y solución de controversias en materia de cuotas antidumping y compensatorias; y el capítulo 20, de disposiciones institucionales y procedimientos para la solución de controversias). El capítulo 11, de solución de conflictos entre inversionistas fue fortalecido.

  1. Temas Omitidos

No se menciona el cambio climático, los derechos indígenas, el género.

A pesar de presentarse como un acuerdo del “siglo XXI”, USMCA no menciona el cambio climático.

El capítulo sobre el medio ambiente aborda temas como la biodiversidad, la calidad del aire y la contaminación de los buques, pero sigue sin mencionar el calentamiento global o los acuerdos climáticos de París.

Ganadores y perdedores

Si no se hubiera logrado el acuerdo, las exportaciones mexicanas a Estados Unidos saldrían mejor libradas que los envíos del país del norte a territorio mexicano y se aplicarían los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio (OMC). El efecto arancelario sería más alto para Estados Unidos, que para México. Según información de la OMC, los aranceles para la entrada de mercancías a Estados Unidos alcanzarían un promedio ponderado de 2.2%, mientras que los de México alcanzan el 7.5%. En este caso, México podría aplicar aranceles de hasta de un 37% para las importaciones de maíz, refiere el Peterson Institute for International Economics. Pero el efecto inflacionario en el tipo de cambio sería catastrófico para México.

Las implicaciones del nuevo tratado fluirán con el paso de los días, una vez realizado el análisis de los textos, no obstante en el corto plazo, el USMCA fue tomado positivamente por los mercados. La realidad es que en el tema agroalimentario se acordó un acuerdo en dónde ganaran los sectores en los cuales son más eficientes cada país. Es decir, México seguirá importando granos y seguirá exportando cultivos de valor como las hortalizas, el aguacate y las frutillas o berries. AS

You don't have permission to register
%d bloggers like this: