Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Maíz de alto rendimiento

753

El Objetivo del Proyecto Especial de Maíz de Alto Rendimiento es mejorar el ingreso de los productores a través del apoyo de acompañamiento y respaldo técnico especializado, que permitan eficientar el uso del suelo y el agua

para que los productores ubicados en las regiones de riego y alta productividad, logren incrementar con los asesoramientos de los técnicos  capacitados y calificados en un esquema de producción de maíz de alto rendimiento, la producción de este  grano básico.

Tal es el caso de una Organización de productores de maíz en el estado de Puebla que han adoptado tecnología de Alto Rendimiento para incrementar la rentabilidad de su producción. Estos productores nos comparten la fórmula que gracias a la asistencia técnica especializada y el seguimiento de una serie de pasos puntuales para obtener una siembra exitosa, radica fundamentalmente en regresar a la tierra lo que ésta les ha dado. Una buena siembra requiere una buena preparación del suelo, una semilla de buena genética y una fertilización aplicada justo en el momento que se requiere.

Este grupo de productores, en apenas dos años de haber aplicado esta tecnología han alcanzado una producción casi tal alta como la obtenida en los estados de Sinaloa y Jalisco.

Los técnicos especializados en Alto rendimiento como en el caso de Atider, tienen claro que éste no es casual, sino que es la suma de realizar con Calidad y Cada vez Mejor todos los procesos en los que se puede tener el control y que afectan la Productividad, ya que el Alto Rendimiento es multifactorial y específico para cada lote, ciclo, cultivo y meta de rendimiento.

Las cosechas abundantes son particulares para cada situación y momento, siendo el factor humano la clave para desarrollar el trabajo que logra la respuesta del Medio Ambiente, el Manejo y la Planta. El alto rendimiento y la Calidad de las Cosechas no tienen sustitutos. La rentabilidad del productor es el motor que impulsa el desarrollo regional y sin rentabilidad no hay sustentabilidad.

Para incrementar el rendimiento de maíz en toneladas por hectárea, así como el margen de utilidad (productividad y competitividad), mediante la inducción de mejores tecnologías de producción y acompañamiento técnico, es indispensable:

  • Realizar un diagnóstico de las regiones seleccionadas e identificar las limitantes de producción, para aplicar medidas correctivas.
  • Garantizar el acompañamiento técnico y asesoría especializada a las organizaciones de productores participantes en el programa.
  • Identificar y validar las tecnologías más adecuadas para las regiones de trabajo.
  • Capacitar a los técnicos y productores seleccionados.
  • Evaluar y dar seguimiento a todo proceso productivo del esquema de producción de maíz de alto rendimiento desde la pre siembra, siembra y cosecha.
  • Establecer un esquema de parcelas demostrativas para promover las nuevas tecnologías.  AS