Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Manejo de los inoculantes microbianos en la semilla de maíz

1.64k

Para obtener beneficios económicos y ecológicos

Los inoculantes microbianos tienen la capacidad de incrementar la tolerancia de las plantas a deficiencias nutrimentales y otros factores abióticos y bióticos.

Su importancia se fundamenta en la asociación simbiótica que se establece en las raíces de las plantas, la cual afecta profundamente las interacciones que se presentan entre el suelo, las plantas, patógenos y otros microorganismos del suelo.

Manejo-de-los-inoculantes-microbianos-en-la-semilla-de-maíz-2

Los microorganismos descritos en el presente estudio son el HMA G. intraradices y la BPCV Azospirillum brasilense. La cepa regional de G. intraradices (INIFAP) es propagada en el Campo Experimental ‘General Terán’ del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), ubicado en General Terán, N. L., mediante el sistema de camas reproductoras en invernadero, utilizando como planta hospedera el pasto Sudán (Sorghum vulgare var. sudanensis).

El acarreador, sustrato a base de suelo y raíces colonizadas, es triturado y molido para asegurar que el producto contenga no menos de 40 esporas g–1 al momento de su empacado. También se utilizó la cepa regional de A. brasilense (CBG-497) del Centro de Biotecnología Genómica del Instituto Politécnico Nacional, ubicado en Reynosa, Tam. Esta cepa es preparada en turba para contener una concentración no menor a 1 x 106 UFC. La inoculación de semilla de maíz con G. intraradices se hizo a razón de 0.5 kg de inoculante por hectárea.

Para llevar a cabo la adhesión del biofertilizante a la semilla requerida para una hectárea se utilizaron 60 ml de carboximetil celulosa y 500 ml de agua. En el caso de A. brasilense, se utilizaron 0.4 kg del producto para la misma cantidad de semilla (Mendoza et al., 2008).

Maíz forrajero en temporal

En los agostaderos del Altiplano Potosino la producción de forraje es deficiente, lo cual plantea serios problemas para la alimentación del ganado. El establecimiento de forrajes de corte se ve limitado por la escasa precipitación y la baja fertilidad del suelo.

Asimismo, la aplicación de fertilizantes químicos no es viable porque incrementa los costos de producción, además de que los resultados son erráticos debido a la deficiente humedad. Por lo anterior, en dos localidades de temporal de San Luis Potosí se realizó un estudio con maíz para la producción de forraje fresco en el cual se evaluaron los siguientes tratamientos:

  • fertilización química con 40 y 20 kg ha–1 de nitrógeno y fósforo, respectivamente;
  • inoculación de la semilla con G. intraradices, en combinación o no con A. brasilense; y
  • testigo absoluto. Dentro de estos tratamientos se hicieron mediciones de contenido de nitrógeno foliar, altura de planta, volumen de raíz y rendimiento de forraje fresco.

En comparación con el testigo, se observó que, en general, los mayores incrementos en las variables cuantificadas correspondieron a los tratamientos que incluyeron fertilización química e inoculación con el HMA. La inoculación combinada de G. intraradices y A. brasilense, no tuvo un efecto sinérgico. Estos resultados demuestran que la inoculación micorrízica fue una práctica competitiva, por su actividad simbiótica, con relación a la fertilización química (Cuadro 1). Además, representa una práctica ecológica y económica, que reduce los costos de producción de maíz y que posee potencial para ser utilizada en las regiones áridas del estado de San Luis Potosí.

Manejo-de-los-inoculantes-microbianos-en-la-semilla-de-maíz-c1

Maíz para elote y grano en temporal

Para la producción bajo condiciones de temporal de maíz para grano o elote normalmente se utilizan dosis bajas de fertilización mineral. En condiciones del temporal semiárido del norte de Tamaulipas se realizó un estudio en dos localidades en las que no se utilizó fertilización química; en una de ellas se utilizó el híbrido de maíz HV1 (para grano) y en la otra el Asgrow 7573 (para elote). La semilla de estos dos materiales se inoculó con G. intraradices y A. brasilense, en forma independiente o combinada, y se cuantificó la producción de elote y grano.

Manejo-de-los-inoculantes-microbianos-en-la-semilla-de-maíz-3

Los microorganismos benéficos, solos o combinados, incrementaron el rendimiento de elote en los dos híbridos de maíz con relación al testigo. Los simbiontes no tuvieron impacto sobre el rendimiento de grano del híbrido HV1, pero sí en el híbrido Asgrow 7573; en el rendimiento promedio de ambos cultivares el efecto no fue significativo. Aunque no se potencializó la producción con la inoculación dual de los microorganismos, la inoculación individual o combinada resultó en una promoción de rendimiento similar en este estudio (Cuadro 2), igualmente, se reportó aumento en la producción de elote con los mismos simbiontes.

Manejo-de-los-inoculantes-microbianos-en-la-semilla-de-maíz-c2

Manejo-de-los-inoculantes-microbianos-en-la-semilla-de-maíz-4

Maíz para grano en riego

Contrariamente a las condiciones de temporal, la producción de maíz en las regiones irrigadas del noreste de México implica fertilización inorgánica. Por lo que era de interés conocer la respuesta de maíz (DK2020Y) a los simbiontes G. intraradices y A. brasilense, solos o en combinación, bajo condiciones de riego y en suelo fertilizado con 160 y 60 kg ha–1 de nitrógeno y fósforo, respectivamente. Particularmente, para este estudio se midieron el índice de clorofila, altura de planta y rendimiento de grano.  AS