Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Necesario detener la degradación de los suelos

188

Para producir alimentos de calidad


En el Día Mundial del Suelo, la FAO llama a detener la erosión del suelo y agrega: “nutrir los suelos para nutrir también a las personas”.

Es importante aclarar que el suelo es un recurso natural no renovable y su degradación pone en riesgo la viabilidad de las actividades agropecuarias, forestales y la seguridad alimentaria. Claro ejemplo es lo que sucede en México, en donde uno de los principales problemas que se ligan al suelo es la acidificación de éste, lo cual impide que los cultivos reciban los nutrientes necesarios para producir mejores cosechas, impactando directamente en la calidad de nuestros alimentos y en el desarrollo humano.

De acuerdo con ReliefWeb, el portal de información humanitaria más grande del mundo, 2,000 millones de personas mueren a causa del hambre oculta, es decir, por las deficiencias de nutrientes esenciales en sus alimentos, tales como el zinc, hierro, yodo, vitamina A, entre otros. Asimismo, en 2015, la Organización Mundial de la Salud registró la muerte de 5.9 millones de niños menores de 5 años a nivel mundial, de los cuales el 45% falleció por causas relacionadas con desnutrición y hambre oculta.

Al respecto, Patricia Rodríguez, gerente de Investigación y Desarrollo para Yara México, comentó: “vemos necesario que la agricultura sea reconocida por su papel fundamental en la lucha contra la desnutrición, pues la alimentación inicia en el campo, al aplicar soluciones que contribuyan a nutrir los suelos y los cultivos. 95% de nuestros alimentos se produce directa o indirectamente en los suelos, por lo que, si el suelo no está sano, tampoco puede producir comida que contenga los macro y micronutrientes necesarios para la salud humana”.

“Por ejemplo, en nuestro país, la predisposición a deficiencias de zinc en niños y mujeres es un asunto de salud pública. La buena noticia es que un manejo sostenible del suelo puede ayudarnos a producir 58% más alimentos, ricos en zinc. Sin embargo, no es solo la cantidad, también la calidad. Para una mejor nutrición humana, los granos de cereales deben contener alrededor de 40-60 miligramos de zinc por kilo, pero actualmente solo tienen entre 10 y 30 mg por kilo. La diferencia es notoria y, por eso, desde Yara trabajamos día a día para ofrecer programas de fertilización que garanticen alimentos más nutritivos”, continuó.

De acuerdo con información del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), México cuenta con 23 millones de hectáreas disponibles para actividades del campo; de éstas, 21 millones han sido cultivadas y sólo 8 millones han sido fertilizadas. Además de la cantidad de fertilizante que se aplica, es importante tomar en cuenta la calidad de éste, por eso, Yara cree que se debe apostar por fertilizantes más eficientes y con mayor tecnología en macro y micronutrientes.

“Hay algunos alimentos con mayor capacidad de absorción y concentración de nutrientes claves para el desarrollo humano. Sin embargo, si no logramos que estos elementos estén disponibles en las plantas, a través de fertilización mineral balanceada, el alimento será pobre nutricionalmente”, enfatizó Rodríguez.

Si bien se están realizando actividades para tener cultivos sanos y nutridos, éstas no han sido suficientes y es de suma importancia que se piense en el futuro. Se prevé que para el año 2050 la población mundial ascenderá a 9,000 millones de habitantes, lo que supone un gran reto en cuestión de producción de alimentos, por ello, la seguridad alimentaria del futuro dependerá de los cuidados que reciba hoy el suelo.

Al respecto, Gianni Canneti, director general de Yara México, concluyó: “Un suelo sano es la base del bienestar humano; el principal objetivo de Yara es hacer que crezca el conocimiento para cuidar la vida de las personas, mejorar la eficiencia de los recursos y aumentar la rentabilidad de nuestros clientes. Los fertilizantes mejoran la seguridad alimentaria y la nutrición humana. Plantas y suelos sanos nutren personas sanas”.