Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Nuevos apoyos para la producción de frijol

112

Se pagará a $14,500 pesos/Tonelada


El frijol es un cultivo milenario de origen mesoamericano, particularmente del centro de México, donde se tiene la mayor diversificación.

En el mundo se conocen alrededor de 150 especies de frijol, y en nuestro país existen entre 50 y 70, y para fines prácticos las variedades de frijol que se siembran varían por región y preferencia de consumo, por ejemplo:

  • Negro en el Sureste del país
  • Pinto en el Centro y Noreste y
  • Claro en el Occidente y Noroeste

Es un alimento clave en la dieta nacional. Dentro de sus propiedades nutricionales destaca su alto contenido proteico (14 a 33 %), siendo rico en aminoácidos como la lisina (6.4 a 7.6 g/100 g de proteína) y la fenilalanina más tirosina (5.3 a 8.2 g/100 g de proteína); y en menor medida su aporte de carbohidratos, vitaminas y minerales, una verdadera riqueza alimentaria.

Es por ello que se debe reconocer la importancia del frijol en México. Más de 570 mil productores se dedican a su cultivo, destacando principalmente los pequeños productores para autoconsumo con variedades nativas en las regiones indígenas del centro-sur-sureste de México y la parte de producción comercial en el centro norte de este gran país.

Es el tercer cultivo por superficie sembrada con un promedio anual en los últimos 12 años de 1.49 millones de hectáreas.

Estamos hablando de que cada año se producen en promedio 1,063,466 toneladas, en donde los principales estados productores comerciales son: Zacatecas, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Nayarit y Chiapas.

Sin dejar de reconocer la producción tan importante de autoconsumo y para la autosuficiencia alimentaria en el resto de las entidades entre las que destacan: Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Yucatán, Campeche y Puebla.

Esto es muy relevante y atribuible principalmente al esfuerzo de las y los productores, principalmente de los pequeños. Ya que, con apoyo y trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno en los estados productores, se ha logrado conservar la cosecha anual promedio que ya se mencionó en los últimos 12 años de 1,063,466 toneladas para asegurar la autosuficiencia alimentaria.

Por otro lado, el consumo anual es de aproximadamente 1 millón de toneladas, por lo que podemos decir que históricamente hemos sido autosuficientes en este cultivo.

El consumo per cápita ha decrecido, paso de 12 kg en 2006 a 9.9 kg en 2018, y las principales razones de esta caída son: volatilidad en precios que genera se sustituya por otras proteínas, urbanización, reducción de tamaño de familias.

Los picos de cosechas altas o bajas por zonas siniestradas como fue en 2011 y recientemente en 2019, ha generado volatilidad en los precios, afectando al productor y al consumidor:

Y por esta razón se han diseñado cuatro instrumentos integrales para apoyar a los productores, a los consumidores y al propio cultivo de frijol:

1. Producción para el bienestar que tiene como objetivo, incrementar la productividad, principalmente de granos básicos (incluido el frijol), a través del otorgamiento de apoyo al ingreso. Se apoyan hasta 20 Ha de temporal y 5 Ha de riego, con un monto por Ha de $1,600.00 para productores de pequeña escala, y de $1,000.00 para productores de mediana escala.

2. Los precios de garantía que pagará SEGALMEX, que por primera vez se aplican y que tiene como objetivo, incentivar el ingreso de los pequeños productores, para contribuir a mejorar su nivel de vida y aumentar la producción agropecuaria y la autosuficiencia alimentaria, reduciendo las importaciones a través de precios de garantía en granos básicos y en leche. En particular el apoyo pata frijol hasta 30 Ha de temporal o 5 de riego, hasta 15 toneladas a $ 14,500.00 por tonelada, Que nos permite una reserva estratégica alimentaria que se conforma con las compras de SEGALMEX y las ventas a un precio estable para el consumidor a través de las tiendas Diconsa.

3. La Iniciativa “Frijol para México”, Que es un Plan Estratégico para la adopción de nuevas prácticas agrícolas que contribuyan al impulso de la productividad del cultivo del frijol, así como la resiliencia frente al cambio climático, abonando a la autosuficiencia alimentaria del país, con la reducción de importaciones. Participan SADER, INIFAP, CIAT, CIMMYT, CHAPINGO, GCMA, SINCS y productores y comercializadores.

4. El Programa Nacional de Plantas Nativas cuyo objetivo es promover el desarrollo de las comunidades rurales, a través del uso sostenible y rescate de cultivos nativos, para mejorar su economía, alcanzar la reconversión, diversificación productiva y autosuficiencia alimentaria, con eventos regionales y difusión de prácticas sostenibles, con su próximo Seminario Frijol de México para el Mundo, 27 de marzo de 2020.

Todo esto acompañado de acciones transversales de sanidad, investigación, mejoramiento genético y certificación.