Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Se estancan los precios del Maíz

66

En la bolsa de futuros de Chicago

La situación para los productores de Maíz en el corto plazo se ha complicado. Al cierre de esta edición los precios a futuro para septiembre del maíz en la Bolsa de Chicago están en $150 dólares por tonelada pero a finales del mes de julio habían caído a menos de $135 dólares por tonelada cuando en mayo andaban en $165 dólares por tonelada. Si a esto le agregamos la apreciación del 12% en nuestro tipo de cambio durante los últimos dos meses nos enfrentamos con una diferencia, en pesos, en el precio de la tonelada de maíz del 20%, en sólo 2 meses.

“Para hacer una cuenta rápida, si calculamos con los precios en la Bolsa de Chicago de agosto a marzo por el tipo de cambio y le sumamos las bases que Aserca publicó el año pasado para el ciclo primavera-verano, los agricultores estarían comercializando su maíz aproximadamente en $3,675.00 pesos/tonelada, es decir, casi $286 pesos/tonelada por debajo del Ingreso Objetivo ofrecido por el gobierno federal de $3,960 pesos/tonelada. Si a esto le agregamos el aumento que han tenido los insumos como consecuencia del alza en el precio de los energéticos podemos asumir una situación preocupante para los productores de maíz”, señaló Alfonso García Araneda, director de Gamaa Derivados.

Desafortunadamente, las perspectivas de precios en este momento tienen una tendencia bajista.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) emitió su reporte sobre oferta y demanda al mes de agosto, y si bien es cierto que el reporte para maíz fue neutral-alcista, la verdad es que las perspectivas de que el cultivo mantenga su desarrollo en buenas condiciones debido al clima son bastante positivas. Asimismo, las medidas de proteccionismo comercial que ha tomado la administración Trump frente a China que impactarán a las exportaciones de soya de los Estados Unidos al país asiático, le han venido a poner presión a la baja a los precios de la soya, y éstos han ejercido presión adicional sobre los del maíz.

A nivel mundial, el USDA incrementó a los inventarios finales 3.53 millones de toneladas para ubicarlos en 155.49 millones; es decir, 3.8 millones de toneladas por encima de lo que esperaba el mercado y prácticamente 36 millones de toneladas por debajo del ciclo 2017-18.

A nivel Estados Unidos es donde las cosas se complicaron, ya que si bien el USDA le subió a las expectativas de consumo al aumentar el uso para maíz forrajero en 2.54 millones de toneladas y 3.18 millones a las exportaciones, la sorpresa vino cuando estimo el rendimiento para maíz en 11.2 toneladas/hectárea, cuando se esperaba en niveles de 11.04, lo que automáticamente generó un aumento de los estimados de producción en 9.04 millones de toneladas para ubicarse en 370.57, prácticamente igual que el ciclo anterior a pesar de que la superficie sembrada sea menor en casi medio millón de hectáreas este ciclo.

El resultado fue que el USDA ubicó los inventarios finales en 42.75 millones de toneladas contra 41.07 que esperaba el mercado y 39.42 del mes pasado. La reacción no se hizo esperar y al final el maíz perdió en promedio 4.5 dólares/tonelada en sus diferentes plazos al cierre de la sesión.

Si a todo esto le añadimos el escalamiento de las hostilidades comerciales anunciadas a lo largo de agosto entre Estados Unidos y China, y ahora con Turquía, que generaron una fortaleza impresionante del dólar, tenemos como resultado una tendencia bajista en el precio de los commodities, y una fuerte devaluación de las monedas en mercados emergentes incluido nuestro peso que llegó a 19 pesos/dólar.

Sin embargo, el comportamiento de los precios ha estado dentro de un rango de entre 135 y 156 dólares por tonelada.

Si bien el reporte no fue bajista, las condiciones de cultivo actuales, su grado de madurez por encima del promedio de los últimos cinco años y las condiciones climáticas favorables esperadas en las próximas semanas hacen pensar al mercado que esta cosecha será más grande de lo que se prevé. AS

You don't have permission to register
%d bloggers like this: