Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@agrosintesis.com

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos en:

Soya transgénica disponible para comercialización

831

La Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) autorizó por primera vez la siembra de 253 mil hectáreas de soya transgénica  en siete estados de la república. Podrán ser germinadas 13 mil 75 toneladas de semillas de la compañía Monsanto, identificadas por la Sagarpa con la clave MON-04032-6.

La soya genéticamente modificada ya podrá comercializarse en México, luego de la autorización que otorgó el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de la Secretaría de Agricultura, y podrá sembrarse en una superficie potencial de 253,500 hectáreas en los estados de Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz y Chiapas.

Esta autorización incluye el uso de 13,075 toneladas de semillas transgénicas y fue solicitado y otorgado por la empresa trasnacional Monsanto, luego de cumplir con la etapa experimental, la piloto y, finalmente, entrar a la etapa que le permitirá comercializar.

De acuerdo con el documento que la empresa entregó a la autoridad, destaca que dado el largo historial que existe en el cultivo de más de 14 años de la soya Solución Faena (marca de la semilla), es posible ofrecer a los agricultores un producto biotecnológico que permita un mejor control de malezas.

“Los resultados de estas evaluaciones y los antecedentes de la siembra de soya en las regiones agrícolas de México durante el periodo 1998-2009 en Etapa Experimental y Programa Piloto durante el 2010 y el 2011, y además su siembra en numerosos países del mundo desde 1996, permiten estimar el gran potencial de la soya como una excelente herramienta”, afirma Monsanto.

La tecnología para la producción de soya genéticamente modificada será puesta a disposición de los productores de las áreas agrícolas incluidas en el referido permiso, las cuales decidirán si la adoptan como una herramienta alternativa en el cultivo de soya.

Al respecto, Humberto Martínez, presidente del Consejo Agropecuario de la Comarca Lagunera, comentó que es un avance importante la autorización de la fase comercial de la soya, acción que debería replicarse a la producción de maíz.

“Ya se tienen algunos cultivos en etapa piloto de maíz, es importante que el gobierno federal acelere la aprobación de permisos para la siembra comercial una vez que concluya el presente ciclo”, explicó.

Destacó que en la Comarca Lagunera los avances en biotecnología son importantes, pues ante la falta de agua, sólo en esta zona, se dejarán de sembrar al menos 5,000 de las 25,000 hectáreas de forraje, una producción menor en 200,000 toneladas y afectaciones por 120 millones de pesos en el sector agrícola, hecho que se minimiza con el uso de tecnología de los transgénicos.

Científicos se oponen

Esta es la primera autorización en la historia de México para realizar cultivos comerciales con semillas alimenticias genéticamente modificadas. El hecho fue denunciado por los científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Elena Álvarez-Buylla, y de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), Remy Vandame quienes son investigadores expertos en biología y biotecnología y afirman que la autorización de siembra comercial de semilla transgénica en Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz y Chiapas, se pone en riesgo a las abejas y apicultores de los estados señalados.

En un comunicado, los investigadores señalan que la autorización de la Sagarpa no toma en cuenta dictámenes emitidos contra la siembra de transgénicos por parte de tres instituciones del propio gobierno federal: la Conabio (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad), la Conanp (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas) y el INE (Instituto Nacional de Ecología).

Previo a la autorización de la Sagarpa, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) también había avalado este tipo de cultivos, contra la opinión de numerosos científicos, como sita el comunicado.

“Contra toda lógica, la Semarnat emitió, el 11 de mayo pasado, un dictamen favorable al cultivo comercial de soya transgénica en México, pese a que no existen condiciones para asegurar la coexistencia entre este cultivo y la producción de miel, haciendo caso omiso a las opiniones de la Conabio, Conanp e INE, tres instituciones clave en la política ambiental del gobierno federal”,  detalla el texto.

El 30 de mayo, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS; www.uccs.mx) envió a la Sagarpa una petición firmada por 660 científicos para solicitar a su titular que no aprobara la solicitud de siembra de 253 mil 500 hectáreas de soya transgénica en cinco regiones de la península de Yucatán, Chiapas y la planicie huasteca. La razón principal es la aplicación del principio de precaución para proteger a las abejas, a la calidad de la miel y a los apicultores, considerando que no existen condiciones para asegurar la coexistencia entre el cultivo de soya transgénica y la producción de miel.

Los científicos denunciantes de la aprobación explican que un fallo de la Corte de Justicia de la Unión Europea (UE) prácticamente hace imposible comercializar

miel que contenga polen de cultivos transgénicos. Dado que el 85% de la miel mexicana se exporta a la UE, y que las siembras de soya se hacen en los estados de mayor producción de miel, la posibilidad de encontrar este polen en la miel es alta. Nuestro país perdería entonces su principal mercado, dejando a una población de entre 20 mil y 30 mil apicultores del sureste y sus familias en una situación económica crítica.

“La decisión de la Sagarpa arriesga la calidad de la miel mexicana, de la cual nuestro país es tercer exportador mundial, pone en riesgo el principal mercado de este producto, y puede provocar graves consecuencias sociales, económicas y por ende, ambientales”: Elena Álvarez-Buylla, Remy Vandame y la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS). AS